8.12.14

Las diez mejores obras de narrativa en el 2014

 Siri Hustvedt, E.L.Doctorow, Yasmina Reza o Wajdi Mouawad son algunos de los autores más destacados 
El mundo deslumbrante de Siri Hustvedt./lavanguardia.com

-"El mundo deslumbrante" / "El món resplendent", de Siri Hustvedt (Anagrama). Una mujer decide mostrar su obra pictórica en tres exposiciones, utilizando a tres hombres para que se hagan pasar por los autores de cada una de ellas. Esta supuesta investigación de un caso real muestra cómo el género discrimina más que la clase social, incluso (o sobre todo) en las elites artísticas neoyorquinas.
-"El cerebro de Andrew" / "El cervell de l’Andrew", de E.L.Doctorow (Roca/Edicions de 1984). Uno de los grandes narradores del siglo XX continúa, en el XXI, con esta inmersión en los recovecos de la mente humana. El narrador es el cerebro del protagonista, que va recordando su vida trasladándonos a lugares y momentos muy diversos. Reactualización del eterno debate sobre el alma, integrando en él los avances de la ciencia cognitiva.
-"Felices los felices" / "Feliços els feliços", de Yasmina Reza (Anagrama). Disección de la vida de pareja en la actualidad, con un aire a aquellos cómics de Lauzier de los años setenta y ochenta cuyos personajes burgueses se emparejaban, deprimían y fantaseaban a la velocidad del rayo. Vidas cruzadas, entre lo grotesco, lo trágico y lo cómico.
-"Ánima" / "Ànima", de Wajdi Mouawad (Destino/Periscopi). Wahhch Debch descubre a su mujer asesinada y se lanza a una persecución irracional a través de América, siguiendo el olor de la sangre. Más de veinte animales con los que se va cruzando narrarán el trayecto del humano hacia ¿dónde? La violencia como uno de nuestros ejes definitorios.
-"¡Melisande! ¿Qué son los sueños", de Hillel Halkin (Libros del Asteroide). El narrador escribe una larguísima carta de amor a Mellie, su ex mujer, en la que repasa su vida, su relación con ella así como la de su mejor amigo Rickie, con quien Mellie tuvo también una relación. Novela sobre el sentido de la vida, incluyendo cuestiones como la religión, el amor, la liberación sexual, la maternidad, las ansias intelectuales o la amistad.
-"Todo lo que hay" / "Això és tot", de James Salter (Salamandra/Empúries). Otro grande de la narrativa estadounidense -aquí semidesconocido hasta hace muy poco- nos cuenta la historia de cuarenta años en la vida del editor Philip Bowman, un seductor consumado, además de héroe de la segunda guerra mundial. El melancólico paso del tiempo, las mujeres y otros temas habituales en Salter.
-"Nos vemos allá arriba" / "Ens veurem allà dalt", de Pierre Lemaitre (Salamandra/Bromera). El penúltimo premio Goncourt nos ha permitido descubrir a un narrador de fuste, en la proteica estela dickensiana, con esta historia de picaresca al final de la primera guerra mundial. Todo arranca con un turbio incidente en el campo de batalla que ligará el destino de dos combatientes, que deberán afrontar luego una difícil reinserción en la sociedad. Acción trepidante, grandes negocios de guerra, mutilaciones, secretos, corrupción, asesinatos, estafas, adulterios, humor negro, el abismo entre clases sociales... La condición humana, en fin, hace cien años, como la de hoy.
-"Élisa", de Jacques Chauviré (Errata Naturae). El francés Jacques Chauviré (1915-2005), médico de cabecera y amigo de Albert Camus, fue redescubierto como gran autor en el año 2003, dos antes de su muerte, con la publicación de este libro autobiográfico. El primer amor vivido por un niño, que cae hechizado ante la criada adolescente, con el trasfondo de la primera guerra mundial. El padre muerto en el frente, la madre traumatizada por la ausencia, la severa abuela omnipresente... y el despertar a la vida.
-"Sigmaringen", de Pierre Assouline (Navona). Fascinante y sutil retrato de cómo el gobierno colaboracionista de Vichy se trasladó al completo al castillo de Sigmaringen, que Hitler confiscó para ellos, en su huida tras la derrota en la segunda guerra mundial. Un microcosmos en el que aparecen desde Pétain hasta Céline, y con ecos de "Lo que queda del día" de Kazuo ishiguro, pues el narrador de todo es el mayordomo, que pasará de servir a una de las familias más aristocráticas de Europa a esta vulgar tropa de políticos. El protocolo y las formas como sentido de la existencia.
-"Niveles de vida", de Julian Barnes (Anagrama). Conmovedor libro de uno de los grandes autores en lengua inglesa. Estructurado en tres partes, primero habla de los pioneros del aire, con sus globos aerostáticos y fotos aéreas, luego de un coronel británico enamorado de Sarah Bernhardt y, finalmente, de la muerte de su mujer y agente literaria, Patricia Kavanagh, y de cómo el suicidio fue una de las opciones que se planteó.