6.12.14

Escritores escribiendo en sus máquinas de escribir

 Las máquinas de escribir tienen algo de romántico, lo  que nunca  podremos encontrar a los ordenadores. Y porque las fotos del pasado, en blanco y negro, hacen que todo el mundo parezca más sofisticado. ¡Ay, como nos gustan todas estas fotos en las que se caza a los autores -o ellos posan- en pleno proceso creativo!