20.12.14

¿Quién roba una librería y sólo se lleva libros?

 Es la pregunta que durante varios días se hicieron miles de personas en las redes sociales tras ver el misterioso y espectacular robo a una librería en Barcelona, España. La respuesta fue revelada
 
Ladrona de libros. /revistaarcadia.com
Una primera mirada y parece un alunizaje como cualquier otro que de vez en cuando se producen en España para robar alguna tienda. Un auto se estrella contra el establecimiento, tres encapuchados salen del vehículo y ¿pasan de largo de la caja registradora?
"¿Es este video real? ¿No es lo que llaman un 'performance'?, se pregunta Mònica Miró Vinaixa en Facebook. "Ya sé que el incidente se ve muy dramático y cuesta creer que algo así sea un montaje, pero, ¿quién estrella un auto así para robar libros?"
"Lo siento mucho pero tuve que mirarlo varias veces para creerlo. ¿Cómo es posible que uno de ellos lleva una minifalda y tacones para robar una librería? Y el hombre con la capucha amarilla pareciera estar buscando títulos específicos", escribió Nuria Canal.
El misterio se mantuvo por un par de días hasta que apareció en YouTube lo que parecía ser un mensaje de una de las personas detrás de video: "Destrozan nuestra librería para robarnos libros, ¿video real o viral?"
La verdad es que el robo no es real. "Es parte de una campaña", dice por teléfono Abel Cutillas. "Pero no te puedo contar más, no debemos hablar con los medios".
Y antes de terminar con la conversación, quien es uno de los dueños de la librería donde se grabó el supuesto robo dice que "hay algo más". "Pero realmente no te puedo decir más, ya estoy hablando mucho".

El misterio

El video se grabó la noche antes de que se difundiera y en una sola toma "exactamente igual como si fuera un robo", explicaba más tarde Fernando Gonzalo, jefe de redes sociales de la agencia BeRepublic que lleva esta campaña para promover la lectura.
Se trata de una iniciativa de una pequeña editorial independiente llamada Malpaso que decidió "contar una historia" para reivindicar la importancia de los libros.
"En esta historia, el robo de libros no es más que una metáfora: sólo hay que sustituir libro por joya para entender el mensaje. El objetivo con el robo no es otro que poner en valor los libros, que a su manera son tan valiosos como una joya. Son joyas en sí, aunque haya personas que no lo perciben", agrega Gonzalo.
No es la primera vez que pequeñas empresas utilizan las redes sociales para promocionarse. Es lo que el profesor en redes sociales de la Universidad Pompeu Fabra de Barcelona, Carlos Gonzalo, llama un "márketing de guerrilla". "Con muy pocos recursos consigues impactar en este caso a 140 mil personas y tener resonancia en los medios", explica.

Pero  ¿qué tan efectivo es?

El final de esta historia sólo fue contado una semana después de que se publicara el video, cuando la ola de comentarios en las redes sociales había desaparecido.
El profesor Carlos Gonzalo considera que quizás en este caso dejaron pasar mucho tiempo. "Cuando estas cosas ocurren, se debe anunciar -o revelar el misterio- a los dos o tres días que empieza el viral". "Aquí la cuestión es si quieren reanimar esa ola".
Pero el experto considera que quizás llegan demasiado tarde y el público ya no esté interesado en saber que el video no es para promover la librería, que ésta sólo se prestó por su ubicación y fachada y que los verdaderos interesados son una pequeña editorial.