7.7.15

Paraty, paraíso literario de Brasil

 El  Man Book Prize de 2014  Richard Flanagan, el viñetista de Charlie Hebdo Riad Sattouff y el cubano Leonardo Padura pasaron desfilan por la alfombra roja de las letras brasileñas
Ngugi Wa Thiong'o firmando un libro en un hotel de la localidad. /Germán Aranda./elmundo.es

Afiche de la feria literaria en Paraty.

Aunque Brasil le habla al mundo con la voz de su música [a ritmo de samba, tropicalismo o bossa-nova] mucho más que con la de sus letras, entrega cada año uno de sus incontables paraísos a la literatura. Paraty, tesoro colonial cercado entre dos ríos, a tiro de piedra de las mejores y más salvajes playas del estado de Rio de Janeiro, fue antaño el principal puerto exportador de oro y hoy contempla a pocos metros del muelle, en el Festival Internacional de Literatura (FLIP) que arrancó el pasado miércoles y terminó ayer , el intercambio de los mejores escritores brasileños con algunos grandes nombres del panorama internacional.
Pasearon y tropezaron por el imposible y abrupto suelo empedrado de la ciudad autores como el 'Man Booker Prize' de 2014 Richard Flanagan, que aseguró que "el hombre sobrevive por su capacidad de olvidar" y que "para que la sociedad se libere es necesario volver a la oscuridad, trascender al horror y volver a la luz", recordando la muerte de su padre el día en el que acabó de escribir el libro 'La estrecha carretera al norte profunda', que se inspiró en las vivencias de su progenitor en un campo de concentración birmano.
Flanagan se sentó en la mesa sobre 'Escribir desde el Sur' con Ngugi Wa Thiong'o, uno de los principales escritores de Kenya y que está terminando el tercer episodio de sus memorias. Preguntado por EL MUNDO, el escritor africano defendió el uso del 'giyuki' (que sustituyó al inglés) en sus novelas, "pues se intenta jerarquizar los idiomas y deberían estar conectados en red". También lamentó que el colonialismo aún sigue vivo en el día a día de África: "¿Cuántos africanos tienen bancos en España o en Londres y cuántos europeos poseen grandes negocios en países como Kenya?", se preguntó en lo que denominó como "fundamentalismo capitalista". También restó importancia a las quinielas del Nobel en las que suele aparecer: "El escritor no escribe para ganar premios, los premios llegan después...o no".

El viñetista francés de origen sirio de 'Charlie Hebdo Riad Sattouff' recordó que quedó totalmente "perturbado" por la muerte de sus compañeros de publicación. El guionista de 'Las Horas' y dramaturgo David Hare o el reciente ganador del 'Princesa de Asturias de Las Letras', Leonardo Padura se sumaron un cuadro de platos fuertes internacionales. El cubano aseguró que puede escribir con "total libertad" y señaló como "muy importante" la apertura de las relaciones entre Cuba y Estados Unidos, cuyo acuerdo valoró como "simbólico".
El mexicano Diego Osorno y el británico Ioan Grillo, ambos periodistas especializados en el narcotráfico, suplieron la ausencia de Roberto Saviano, que iba a ser el plato fuerte del festival y acabó anulando su visita por motivos de seguridad. Fuera del festival, no obstante, algunos vecinos de Paraty se manifestaron criticando la falta de seguridad en las zonas donde no ocurren los eventos y recordaron el tiroteo que dejó diez heridos durante el pasado carnaval y un reciente atentado fallido contra el alcalde.
El matemático brasileño Ricardo Ávila, recientemente premiado con la medalla Fields de matemáticas, el músico Arnaldo Antunes y el escritor Boris Fausto fueron algunos de los nombres nacionales más destacados, aunque por encima de todos sobrevoló la figura del homenajeado Mario de Andrade, impulsor del modernismo brasileño, cuando se cumplen 70 años de su muerte. Sus libros en cada esquina, sus versos recitados por la calle entre conciertos y obras de teatro y tertulias sobre su obra proyectaron su sombra en toda la ciudad, si bien a muchos de los acomodados turistas les podría haber dedicado su célebre 'Oda al burgués', poema más célebre del 'Pauliceia desvariada' con el que arrancó su carrera: "¡Yo insulto al burgués!¡Al burgués-níquel,/ Al burgués-burgués! / ¡A la buena digestión de Sao Paulo! / ¡Al hombre-barriga! ¡Al hombre-nalgón! (...) ¡Manos a la espalda! ¡Yo marco el compás! ¡Yaaa! / ¡De dos en dos! ¡Primera posición! ¡Marchen! /Todos a la Central de mi rencor embiragante / ¡Odio e insulto! ¡Odio y rabia! ¡Odio y más odio!".