17.3.10

Se confirma: Shakespeare se inspiró en un personaje del Quijote


Lo certificó un grupo de expertos. Reconocen la mano del poeta inglés en un texto que había sido considerado fraude


FALSO. Doble falsedad, estrenada en 1727 por el editor y empresario teatral Lewis Theobald, como una adaptación y revisión de Shakespeare, está basada en tres manuscritos de "La historia de Cardenio" de Cervantes.fOTO;fUENTE:Revista Ñ


"Que Shakespeare leyó Don Quijote de la Mancha, de Cervantes y que en base a uno de sus personajes escribió, junto a John Fletcher, la pieza La historia de Cardenio, que fue representada por su compañía teatral en 1612 y que poco después el original se perdió en un incendio del Teatro Globe en 1613, no es una novedad. Lejos está de serlo, de hecho, palabras más palabras menos, la historia aparece en la wikipedia, bajo la entrada "Cardenio". Lo que sí es nuevo, es que la editorial Arden Shakespeare, la Royal Shakespeare Company y el investigador británico Brean Hammond han coincidido ahora en reconocer que parte de ese original de Shakespeare vive en la pieza Doble Falsedad, estrenada en 1727 por el editor y empresario teatro Lewis Theobald, como una adaptación y revisión propia, basada en tres manuscritos de la obra La historia de Cardenio.

En su momento, Theobald afirmó que Doble falsedad era efectivamente el producto de la adaptación del manuscrito original shakesperiano, perdido mucho antes, "adquirido a gran costo".
En un primer momento los periódicos de la época le siguieron la corriente pero en seguida, corrió el fantasma de la falsificación, los dichos de Theobald fueron considerados "un fraude simpático" y el editor fue objeto de burlas. Tanto que desistió de incluir la pieza en las Obras Completas de Shakespeare que él mismo editó.

Al asunto le pasaron siglos y versiones, cantidades de especulaciones y trabajos de investigación tras la huellas de la pieza perdida.

Ahora, la editorial Arden, el gran sello shakesperiano de Gran Bretaña, ha decidido avalar la doble autoría de Shakespeare y Fletcher en la pieza adaptada por Theobald y la ha presentado en una edición anotada. En coincidencia, el profesor Brean Hammond, que pasó los últimos diez años tras el origen de Doble falsedad, afirma en el texto aparecen rastros del autor de Hamlet. Pese a ciertas manipulaciones de Theobald, la mano de Shakespeare se ve claramente en los dos primeros actos y parte del tercero, señala el estudioso.

En ellos, dijo, "la densidad, la sofisticación métrica y la riqueza metafórica característica del poeta y dramaturgo inglés.

Por otro lado, la Royal Shakespeare Company prepara una producción basada en Doble falsedad, a cargo de Gregory Doran, que será montada en Avon, ciudad natal del Bardo. Vale decir que ya en 2007, la Royal Shakespeare Company había autentificado la publicación de una edición de Doble falsedad bajo el título La historia de Cardenio.

Shakespeare y Cervantes fueron contemporáneos, y si bien no hay registros de que Cervantes haya conocido la obra de Shakespeare, sí se sabe que Shakespeare leyó a Cervantes, puede decirse que poco después de que Don Quijote de la Mancha, fuera traducido por primera vez al inglés, en 1912, por John Sheldon. La primera parte de la obra de Cervantes, aparecida en 1605, no sólo había capturado a los lectores españoles sino que había adquirido trascendencia internacional, en traducciones y adaptaciones teatrales. Cierto es que Shakespeare se le animó a uno de sus personajes: Cardenio. Quizás algo de aquel esfuerzo se conserva en Doble falsedad, muchos decidiceron creerlo así. Todo sea por tener más palabras de Shakespeare, y el lujo de que toque la gran novela de la literatura española.

Quién es "Cardenio"
El personaje de Cardenio aparece en la primera parte de Don Quijote de la Mancha, como un muchacho enloquecido por la traición de su amigo Don Fernando, quien ha tomado en matrimonio a su amada Lucinda. Con la ayuda del hidalgo caballero y de su acompañante Sancho Panza, Cardenio logra desentrañar los hilos de esa traición y recomponer la relación con su amada.
El personaje que bien pudo ser de gran atractivo para Shakespeare, aparece en la pieza
Doble falsedad con elementos típicos de la época isabelina, en los enredos de cuatro personajes: dos hombres y dos mujeres.
Un pasaje de la obra
"¡Cuánto más gratos son estos roquedos / con árboles salvajes que los hombres / cuya naturaleza llaman noble! / Reciben mis suspiros lamentándose /en muchos ecos.
Duerme para siempre / toda la gente buena. Nadie queda / que tenga sentimientos de ternura / por la virtud, ni casi en la memoria, / para me aconsejar en mis temores, / aliviarme mi queja, enderezar / mis tuertos".
El pasaje pertenece a la pieza Doble falsedad, atribuida a Shakespeare en una traducción del hispanista británico Charles David Ley, editada en 1987 bajo el título de La historia de Cardenio .
Certifica.com Certifica.com