13.8.11

Lista, la biografía de Octavio Paz

El investigador cubano Enrico Mario Santí publicará este año el mayor acercamiento a la vida y obra del Nobel
Octavio Paz, poeta y ensayista mexicano, autor de El laberinto de la soledad, se publica una exhaustiva biografía.foto.fuente:eluniversal.com.mx

En torno a Octavio Paz se ha escrito mucho; su poética es harto conocida lo mismo que su trabajo ensayístico; ha sido tan abundantemente revisado que Armando González Torres dice: "La obra de Paz ha generado una auténtica industria crítica", pero "son pocos los acercamientos biográficos pues Octavio Paz, pese a su carácter de hombre público, fue un tanto reservado respecto a su vida privada".

Hasta el momento, lo más cercano a una biografía del Premio Nobel de Literatura 1990 es el conjunto de ensayos sobre su vida, titulado Poeta con paisaje, un libro que Guillermo Sheridan publicó en 2004. Antes, en 1990, Alberto Ruy Sánchez había publicado Una introducción a Octavio Paz, un acercamiento global divulgativo.

Sin embargo esos no son los únicos trabajos que abordan su vida y su obra; en 1978, Jorge Aguilar Mora escribió La divina pareja. Historia y mito en Octavio Paz, libro polémico que generó el disgusto del Nobel, y años después, en 1998, Elena Poniatowska lanzó Octavio Paz. Las palabras del árbol.

A esos acercamientos biográficos se sumará en unos meses la publicación de la "gran biografía de Octavio Paz", escrita por el catedrático de origen cubano Enrico Mario Santí, biografía de la que dijo "por ahora no puedo dar entrevistas", y aseguró que estará en posibilidades de conversar "a fines de este año o a principios del próximo".

En tanto se publica en México esa biografía que esperan los lectores y estudiosos del poeta, ensayista y diplomático nacido en la ciudad de México en 1914, Armando González Torres, Alberto Ruy Sánchez y Braulio Peralta disertan sobre los acercamientos que han hecho a la vida de Paz.

Delineando la figura del poeta

"Paz es un escritor, un investigador, un poeta y un pensador, además de gran divulgador de las artes plásticas -es mejor crítico de arte que muchos que se dedican a ese oficio y no tienen ese nivel de escritura-. Atravesó el siglo XX en todas las aventuras vanguardistas y fue canon en varios de sus estilos y géneros literarios, a pesar de lo que escriba Harold Bloom. Es un poeta que tiene escuela y seguidores", señala el periodista y editor Braulio Peralta.

Armando González Torres asegura que "la escritura de una biografía amplia de Octavio Paz sigue siendo una asignatura pendiente" y dice que Santí ha escrito ensayos biográficos fundamentales; sin embargo, para alguien que fue próximo a una figura tan magnética como Paz, su gran reto será "mantener una distancia crítica y lograr un equilibrio entre la figura biográfica orientada por el propio Paz y lo que arroje la investigación empírica".

Dice que Paz, consciente de su prominencia póstuma, fue muy cuidadoso en la delineación de la figura que buscaba legar a la posteridad; por lo cual, muchas de las fuentes disponibles para una biografía son fragmentos de entrevistas o evocaciones autobiográficas, como su libro Itinerario.

"Paz sigue generando gran interés en la academia no sólo literaria, sino del conjunto de las ciencias sociales. Sin embargo, hay facetas mucho menos abordadas, por ejemplo, su labor dentro de la diplomacia o su tarea como editor y promotor de publicaciones", dice González Torres.

Alberto Ruy Sánchez también asegura que se ha escrito mucho sobre Octavio Paz en muchas lenguas y culturas, como da cuenta la enorme bibliografía realizada por Hugo Verani. "Lo interesante de un autor de la dimensión de Octavio es que mientras siga siendo un autor tan vivo en la mente y en la atención de sus lectores, cada uno creará su propio Octavio Paz con el collage de sus lecturas y su información", señala.

Ruy Sánchez dice que de cada autor importante hay siempre varias biografías, y eso es sano, pero se necesita una que vaya más allá de todo lo anterior en la calidad y cantidad de su información biográfica. "Espero que este detonador sea la obra que estamos a punto de ver aparecer", dice, refiriéndose a la biografía de Santí.

El Paz de todos

Como existe un amplio campo disponible de investigación en torno a la obra y la vida del poeta que murió en la ciudad de México el 19 de abril de 1998, los acercamientos a su obra son muy distintos. Si Ruy Sánchez optó por "un ensayo didáctico que en muy pocas páginas recorre su obra y su vida a través de su poesía y de sus ensayos", Armando González Torres se ha centrado "en su biografía polémica, a través de una actividad intelectual extensa y beligerante".

El autor de Las guerras culturales de Octavio Paz dice su influencia abarca desde la promoción de la emergencia de nuevos paradigmas y formas de apreciación y lectura en la poesía hasta una influyente visión sobre la historia y el carácter de "lo mexicano" o perspectivas audaces y controvertidas sobre la política internacional y doméstica.

Un acercamiento distinto es el de Braulio Peralta con su libro El poeta en su tierra. Diálogos con Octavio Paz, en el que persiste una obsesión periodística: "su incursión al surrealismo y su poema Blanco; su sentido del amor en La llama doble; su pensamiento político en libros como El ogro filantrópico o Tiempo nublado; la identidad de los mexicanos en El laberinto de la soledad; ser él mismo Sor Juana en Las trampas de la fe".

Muchos otros textos abundan en la obra del poeta que dos años antes de su muerte, en una entrevista con Silvia Cherem dijo: "Desde que comencé a escribir y a publicar, hace más de 60 años, han llovido las condenas y las excomuniones; cuando era muchacho me acusaron de extranjerizante y afrancesado; después, los estalinistas decretaron que era un troskista y un traidor; más tarde me llamaron reaccionario, vendido al gran capital. Hace unos pocos años me dijeron que era vocero del departamento de Estado norteamericano… ¿Soy de la familia de los 'grandes indeseables'?"

Justo para delinear la vida y la obra de Octavio Paz está Enrico Mario Santí, que goza de la confianza de muchos. "Sólo una persona tan culta y preparada como Santí podrá descubrirnos los cerrojos encubiertos en esas historias personales donde sin duda aparecerán sus amores: Elena Garro, de la que existen cartas de Paz llenas de amor y aun sin publicar; su historia con Marie Jose, sus encuentros y desencuentros son su hija Helena Paz. Un biógrafo no puede censurar nada porque la vida y la obra de Paz ya es territorio de estudio. Ojalá se diga toda la inmensa verdad que una investigación debe arrojar, porque Paz, desde luego, tenía sus luces y sombras. Era humano".