5.8.16

Petros Márkaris: Europa, Grecia, refugiados y la cultura como postre

Petros Márkaris pasó por el Portal Blau de L'Escala para hablar de los refugiados y de la crisis cultural, política y económica de Europa

El escritor Petros Márkaris, durante una visita a Girona, en el 2015./Icona. Jordi Ribot Punti./elperiodico.com

Hace un par de semanas, el escritor griego de novela negra Petros Márkaris inauguró el festival Portal Blau de L’Escalacon una mesa redonda sobre los refugiados y la triple crisis económica, política y cultural que vive Europa. Hablamos con él recién bajado del avión, camino del Empordà. “Estoy muy preocupado por Europa, no sé de dónde vendrá el próximo golpe”, dice. En su opinión, la UE está sufriendo las consecuencias de un error de base: “Aceptamos subordinar la política. Solo existe para materializar lo que la economía y los mercados quieren, así que como el de los refugiados no es un problema económico sino político, no hay respuesta política. Eso no funcionará. Estaban pensando en elGrexit y se encontraron con un problema mayor, el Brexit, porque no piensan políticamente”.
Márkaris, que antes de ser novelista fue guionista de Theo Angelopoulos, y antes inmigrante en Alemania cuando en su Estambul natal las cosas se pusieron  imposibles para los últimos griegos de la capital, recuerda que al borde de la muerte Jean Monnet dijo que se había equivocado, que si tuviese que volver a abordar la unificación de Europa habría empezado por la política y la cultura, no por el mercado. “La cultura es lo que nos une, pero nos hemos olvidado de ella. Syriza llegó al Gobierno con un programa cultural de dos párrafos. Ni uno más Y cuando los medios griegos hablan de cultura hablan de la antigua Grecia. Porque no se trata de cultura: es la industria pesada del país. Como aquella tumba de Anfípolis. Nada. No era nada y todos lo sabían. Fue solo un espectáculo”.
Así que, en definitiva, remacha, para los políticos la cultura es como el postre del menú: “El problema es que cuando hay abundancia a lo mejor comes tanto que te saltas el postre. Y cuando estás en crisis, el político te dice que hagas régimen y te saltes el postre”.

LOS REFUGIADOS

Podría esperarse que la llegada de la oleada de refugiados procedentes de Siria provocase un estallido social en Grecia, aprovechado por los neonazis de Alba Dorada. Pero no, viene a explicar el escritor griego: “Quienes esperaban que la gente se girara contra los refugiados porque está en plena crisis parten del desconocimiento de la historia de los griegos de la diáspora, del millón y medio de griegos que entre 1922 y 1924 huyeron de Turquía y fueron mal acogidos. Ellos ya sufrieron eso, y eran griegos. Mucha gente, especialmente en Mitilene, recuerda las historias de sus bisabuelos y por eso tienen esa apertura de miras hacia los recién llegados”.
Sin embargo, Márkaris tiene una inquietud. “Mi preocupación es que en las islas con una gran concentración de refugiados el turismo ha caído, y en cambio ha crecido en las que no tienen refugiados. Esto no es bueno, porque la gente que vive en esas islas trabaja durante cuatro meses para vivir de ello durante todo el año. Todo lo que tienen es el turismo, y si no vienen turistas se quedan sin nada”.
La crisis de los refugiados es, para Márkaris, “el momento de la verdad para Europa”. Una situación que le recuerda un cuento de Edgar Allan Poe, ‘La máscara de la muerte roja’. “Una familia se encierra en un castillo para huir de una epidemia, se siente segura pero al final la muerte roja entra en la casa y mueren todos los que se habían quedado encerrados en ella. Eso es lo que están haciendo los europeos”.