19.8.16

El misterio por el crimen de Federico García Lorca: investigan en Argentina su fusilamiento

A 80 años de la muerte.Una jueza que investiga la causa del Triple Crimen y el tráfico de la efedrina intenta desentrañar el asesinato del gran poeta y dramaturgo español, cometido en agosto de 1936 por el franquismo

Poeta Federico García Lorca./clarín.com


“No conseguirá nunca tu lanza herir el horizonte”, eternizó una vez, premonitoriamente, el gran poeta español Federico García Lorca. Pasaron 80 años de su fusilamiento en manos franquistas. 80 años sin que aparezca su cuerpo, en un crimen impune, enterrado en una fosa común en la ciudad andaluza de Granada. 80 años sin su voz de romancero popular, de sus movimientos de lirismo y de vanguardia. 80 años de estar de pie contra la muerte.
 Máximo Castex es abogado en la causa que se sigue en Argentina por la muerte de Federico García Lorca (Emiliana Miguelez)


“De 38 años en 1936, soltero, escritor, hijo de Federico y María, natural de Fuente Vaqueros (Granada), que tuvo a último domicilio en esta capital, Callejones de Gracia, ‘Huerta San Vicente’”.
Así, con este párrafo, comienza un documento clave, con fecha 9 de julio de 1965, de la 3° Brigada Regional de Investigación Social de la Jefatura Superior de Policía de Granada. Este escrito fundamental —redactado en aquellos años ante el pedido de una escritora francesa—reveló el año pasado, por primera vez, la versión oficial del franquismo sobre el crimen de Lorca. En él se afirma que fueasesinado por “socialista”, “homosexual” y “masón”
El expediente que se sigue en Argentina por la muerte de Federico García Lorca. (Emiliana Miguelez)

A partir del conocimiento de la existencia de este documento, el organismo español Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica (ARMH) presentó, en abril de este año, una denuncia ante el juzgado federal de María Servini de Cubría, la cual se incorporó a una megacausa abierta el 14 de abril de 2010, en el mismo juzgado federal, que tiene unos 104 cuerpos con 200 fojas cada cuerpo y más de 400 querellas. Esta causa abierta sobre Lorca, hasta donde se sabe, es la única en el mundo.
Según precisaron a Clarín fuentes judiciales de Comodoro Py, esta megacausa investiga “posibles hechos atroces de lesa humanidad entre los que se encuentran torturas, asesinatos, desapariciones forzadas y sustracción de menores, cometidos por la falange y otras organizaciones afines entre el 17 de julio de 1936 al 15 de junio de 1977”.
Estos delitos “consistieron en un plan sistemático generalizado, planificado, para aterrorizar a ciudadanos españoles que eran afines a la República. Lo hacían a través de la eliminación de sus más representativos exponentes”.
La jueza Servini de Cubría investigará la desaparición y muerte del poeta. (Pedro Lázaro Fernández)


Desde Comodoro Py aclararon que la Justicia argentina puede investigar sobre estos crímenes cometidos en España a través delprincipio de jurisdicción universal que habilita a cualquier país a investigar siempre que no lo esté haciendo la Nación donde se cometieron.
El 11 de julio pasado, a partir de esta denuncia por García Lorca, Servini de Cubría —que en Argentina investiga el Triple Crimen de General Rodríguez y el tráfico de la efedrina— envió un exhorto a España dirigido al juzgado de Instrucción que corresponda por turno en la ciudad de Madrid.
En éste “pedía una remisión de prueba documental y se le solicita que por su intermedio le requiera al Ministerio del Interior toda ladocumentación vinculada a la detención y homicidio de García Lorca”, aseguró a este diario el abogado Máximo Castex, apoderado de la ARMH. En otras palabras, se pidieron copias autenticadas del documento de 1965 para poder avanzar en la causa.
Los últimos días de Federico García Lorca
En el mencionado escrito de 1965 García Lorca aparece caracterizado como “socialista” por su vínculo con el entonces funcionario de la Segunda República, Fernando de los Ríos, y otros “jerifales de igual signo político”. Se lo define como “masón”, perteneciente a la logia “Alhambra” con el nombre simbólico de Homero. Y redactan que“estaba tildado de prácticas de homosexualidad, aberración que llegó a ser vox pópuli, pero lo cierto es que no hay antecedentes de ningún caso concreto en tal sentido”.
Según el escrito, cuando se produjo el golpe de Estado franquista el 18 de julio de 1936, el autor de “La casa de Bernarda Alba” y “Bodas de sangre” ya estaba en Granada. Había llegado días antes desde Madrid, la capital española, donde residía.
Hubo dos registros en su domicilio de Granada, por los que el poeta se refugió en la casa de sus amigos los Rosales Camacho, una tradicional familia falangista. Allí permaneció hasta su detención, que el documento data “entre finales de julio y principios de agosto”. Aquella es la única referencia concreta a la fecha sobre el asesinato de Federico García Lorca. No hay otra que precise el día de su fusilamiento. El texto, asimismo, deja entrever que uno de los miembros de la familia Rosales facilitó la entrada a las milicias y guardias de asalto, que habían tomado, acechándolo, las bocacalles y los tejados próximos.
“Una vez efectuada la detención —prosigue la denuncia— se condujo a García Lorca a los calabozos del Gobierno Civil. Se interesaron por él, y por su libertad, los hermanos Rosales Camacho y el Jefe Local y el Jefe de Milicias de Falange, además de personas cuyos nombres se han ocultado en el documento. Tras entrevistarse con el entonces Gobernador Civil de la provincia, no consiguieron la libertad del detenido pero ‘obtuvieron la impresión de que ya no corría peligro la vida’ de Federico García Lorca”.
Precisa el documento original que, a partir de ese momento, “los datos son muy confusos y sólo se ha podido precisar que dicho detenido fue sacado del Gobierno Civil por fuerzas dependientes del mismo y conducido en un coche al término de Viznar (Granada) y en las inmediaciones del lugar conocido por ‘Fuente Grande’, en unión de otro detenido cuyas circunstancias personales se desconocen, fue pasado por las armas después de haber confesado, según se tiene entendido”.
La expresión “pasado por armas” es un eufemismo para referir al fusilamiento. García Lorca fue “enterrado en aquel paraje, muy a flor de tierra, en un barranco situado a unos dos kilómetros a la derecha de dicha ‘Fuente Grande’, en un lugar que se hace muy difícil de localizar”. A 80 años de su crimen, continúa el misterio y las investigaciones sobre el paradero de su cuerpo. Se calcula que hay 130.000 cadáveres enterrados en fosas comunes por todo el país.
Una de las tantas búsquedas del cuerpo del poeta Federico García Lorca, en Alfacar, Granada, España.
El panorama judicial
“Se maneja con el silencio como política general, desde siempre, por el reconocimiento internacional que tenía Lorca. Todo bajo un manto de duda y olvido”, planteó Castex. Y amplió: “Primero hay que ver si desde España envían la certificación de las pruebas documentales o alguna cuestión más. De acuerdo a lo que manden veremos si hay que recanalizar otra medida posible, como por ejemplo declaraciones testimoniales o exhumaciones. Hay que esperar a ver qué figura en el Ministerio del Interior”.
¿Cómo evalúa el panorama? “No sabría decirte si lo van a contestar, hay medidas que se cumplen y otras no. Por ejemplo las declaraciones indagatorias, respecto a la megacausa en general, no se están cumpliendo: no se contesta, se contesta tarde o con artilugios pueriles”.
El abogado relató los obstáculos que pone el Estado español, cuyo presidente en funciones es actualmente Mariano Rajoy, para investigar los crímenes del franquismo. Puso como ejemplo el caso del primer exhorto enviado a fines de 2010: demoraron un año en contestar. Desde que se abrió el megaexpediente hubo unos 24 “pedidos de detención preventiva con miras de extradición con efectos de recibir declaración indagatoria”. Pese a que se abrió el proceso, no se logró ninguna extradición. Asimismo, cuando en una de las etapas se involucró a ex ministros franquistas, ni siquiera se logró abrir la instancia judicial.
Aún más, cuando la jueza argentina, meses atrás, solicitó viajar a España para tomar declaraciones indagatorias, la respuesta fue pedir que la magistrada envíe el pliego de preguntas. “Lo cual es improcedente, están actuando casi como un defensor”, cuestionó el abogado. Finalmente se envió un “pliego amplio” y se solicitó un pedido de viaje para octubre de este año, aún sin respuesta. Está previsto que se indague a 20 imputados españoles.
El monolito en memoria a Federico Garcia Lorca, en el paraje de Fuente Grande de Alfacar (Granada).

Sin embargo, la exhumación de uno de los cuerpos, en enero de este año, en el marco de una de las presentaciones de la megacausa, ha creado un antecedente fundamental y abre otras perspectivas. “No esperábamos que salga esa medida. Nos da fuerza para ir por más. Con lo de Lorca va a depender mucho de la actitud del juez que intervenga en el asunto”, resumió Castex.
Rondando las cosas del otro lado
El autor de "Romancero Gitano" fue un referente de la ‘Generación del 27’, junto con poetas españoles como Pedro Salinas, Vicente Aleixandre. Luis Cernuda y Jorge Guillén. Sus versos van desde el canto popular y sentimental de sus primeros libros al surrealismo de “Poeta en Nueva York”, con un lenguaje más violento, oscuro y erótico. Su romance —su gran amor— con el pintor Salvador Dalí fue decisivo en la obra de ambos artistas, en una España católica cruzada por la homofobia.
 Federico García Lorca en una foto histórica

Lorca tuvo una relación muy estrecha con Buenos Aires. El poeta estuvo en la ciudad desde el 13 octubre de 1933 hasta el 27 de marzo de 1934. Recitaba poesía en las radios y teatros. Caminaba por la Avenida de Mayo. Tomaba café con poetas como Oliverio Girondo. Cuentan que el propio Carlos Gardel lo invitó a su casa y cantó para hacerle un homenaje. "Buenos Aires tiene algo vivo y personal, algo lleno de dramático latido, algo inconfundible”, dijo el dramaturgo antes de subir al barco de regreso.
Federico García Loca, parafraseando uno de sus versos, fue un pulso herido que rondó las cosas del otro lado. Dialogó con la intensidad de su época y fue cambiando con ella. Fue un poeta vibrante, con una permanente declaración de la ternura. Fue un horizonte de años futuros.
La habitación 704 que ocupó Lorca en el Hotel Castelar de Buenos Aires. (Juan Manuel Foglia)