17.2.17

Con el tiempo que usted gasta en internet podría leer un libro al día

 Los colombianos invierten 5 horas y 40 minutos diarios en el ciberespacio, lo que significa más de la mitad de una jornada laboral. ¿Qué tanto esto se antepone al habito de lectura en papel?
Con el tiempo que usted gasta en internet podría leer un libro al día./semana.com


Para personas de gran éxito como Warren Buffett la clave del éxito es leer mucho. Sin embargo los colombianos invertimos más tiempo en internet que leyendo un libro.
Un estudio del año pasado realizado por la empresa IMS sobre el uso de los móviles en latinoamérica reveló que el 57,8% de la población de Colombia está conectada a internet por medio de cualquier dispositivo electrónico. Además de la población total encuestada, unas 804 personas, es decir, un 93%, usa algún dispositivo móvil para entrar a internet.
Además, los colombianos, según el IMS, invierten alrededor de 38 horas semanales en internet, lo cuál indica un promedio de 5 horas 40 minutos al día (Vea el estudio completo aquí), es decir, el mismo tiempo que se gastaría la lectura de un libro de 200 páginas.
¿Cómo están las cifras de lecturabilidad en Colombia?
Según la última Encuesta de Consumo Cultural realizada por el DANE y publicada el año pasado, el promedio de libros leídos por una persona de 12 años o mayor es de 4,2 libros al año. Es una cifra pequeña si pensamos que es menos de un libro al mes y mucho menos de hora diaria. (Vea la encuesta del DANE aquí)
Ahora bien, la conclusión casi inmediata sería afirmar que si los colombianos utilizarán el tiempo que utilizan en el consumo de internet, los indices de lecturabilidad mejorarían pero hay que tener en cuenta que en la encuesta realizada por el DANE también se muestra que de las personas de 12 años o mayores que afirmaron leer, el 57,2%, afirmó leer redes sociales y un 47% afirmó leer blogs, páginas de internet y foros online.
Por lo tanto, de alguna manera podría decirse que, en algún porcentaje, las horas que se invierten en el consumo de internet se suman al porcentaje utilizado por los colombianos para leer. Aún así es necesario incrementar el hábito de lectura en Colombia. Pero ¿cómo? Devolvámonos un poco.
¿Por qué no leen los colombianos?
Alrededor de un 56% de colombianos no lee porque no le intersa o no les gusta. Y ante eso pueden ser muchas las razones que hayan creado en la persona una aversión a la lectura o incluso razones que le hayan impedido a la persona acceder al libro; porque dicho sea de paso, en Colombia el acceso al libro es difícil y los programas que existen en el gobierno para promover la lectura en el país, aún son muy incipientes.
Además para Alberto Gómez, uno de los libreros de Wlborada 1047, una de las pocas librerias que hay en Bogotá, la lectura debe ser un ejercicio lento, reflexivo y no se trata tanto de sumar libros; no se trata tanto de cantidad sino calidad. Según este literato y librero consagrado, "la lectura en los colegios ha hecho mucho daño porque convierte la lectura más que en un hábito, en una tarea y en una obligación y además se mete una presión adicional que no debería tener como los exámenes y las calificaciones, en vez de leer porque le gusta".
Pero por otra parte, la razón puede tener también un ángulo histórico y es que en Colombia hasta 1986 el porcentaje de analfabetismo era considerablemente alto. Y para Luis Daniel Arreaza, otro de los libreros de Wilborada, "la mayoría de colombianos somos analfabetas funcionales, es decir, sabemos leer y escribir pero no utilizamos esas herramientas y eso complica un poco el asunto".
Aún así, la otra razón que estos dos libreros consideran importante cuando se indagan las razones por las que los colombianos no leen es que los libros en Colombia son caros y para una familia que gana el salario mínimo comprar un libro al mes implica invertir
¿Cómo generar un hábito de lectura en Colombia?
Lo primero es cambiar la forma como profesores les presentan la lectura a sus estudiantes. Según Alberto, un gran mal en Colombia es el plan lector porque es un negocio hecho por las editoriales para los profesores. Son libros de poca calidad, libros que no emocionan, libros que están escritos como por salir del paso. Además como se decia más arriba el acceso al libro es difícil. En Colombia existen bibliotecas pero son pocas en comparación a la población. En Bogotá son contadas las librerias - esos lugares en donde aún existe un personaje que sabe lo que está vendiendo, que sabe orientar al lector-son máximo 10 y debería haber al menos una biblioteca y una librería  por barrio.
En segundo lugar, es buscar un espacio en el día para leer, puede ser en las mañanas o en las noches, el momento que se ajuste mejor a sus ocupaciones pero, además, que usted genere una rutina con lo que lee, hágalo siempre a la misma hora y si puede en el mismo espacio.
Las redes sociales no son malas necesariamente
En internet, obviamente, se encuentra de todo y depende de cada lector lo que quiera buscar y lo que le interese pero en internet se encuentran algunos artículos muy buenos, bien escritos y con una muy buena narrativa y no por eso se está perdiendo el tiempo. Y si no existieran las redes sociales tal vez nadie se enteraría de esos artículos. Sin embargo es bueno recordar que todo debe leerse con un sentido crítico y no caer en la vanalidad de leer sólo los títulos o el sumario de lo que nos encontramos por medio de las redes.
Si es un lector de la era digital sería bueno que leyera el blog de Babelia, revista de cultura del diario El País, de España; también es recomendable que visite la web de Lecturas sumergidas, una revista cultural web; además, esta Letras Libres, una plataforma digital que combina reflexión política y una vocación marcada por la cultura; y no le puede faltar los suplementos culturales de The Guardian y The New York Times.
Hay tiempo para todo: leer libros y navegar en internet

Al menos es muy importante tener tiempo para todo. Por una parte, leer le proporciona a las personas que lo hacen el desarrollo de un pensamiento crítico y la capacidad de entablar cierta empatía con otras personas, pues se acostumbra el lector a acercarse a otras realidades que le permiten entender mejor la vida de otras personas y también la propia.

Por otra parte, según Luis Daniel, "es necesario volver a ver el libro como entretenimiento" porque es importante sacar tiempo para dispersarse y en ese sentido tanto redes sociales y los libros deben ser tratados de la misma manera. Además hoy en día hay libros para todos los gustos y de todas las temáticas posibles; que el tema es aburrido ya no es un argumento válido.
Finalmente, es obvio que para leer más es relevante quitarle tiempo a algunas actividades que no son muy provechosas, por lo tanto, busque quitarle tiempo a los momentos de estrés, a los momentos de "hacer nada" en la cama y deíquele más tiempo a la lectura; no importa si lo hace desde su tablet o desde su celular o si prefiere tener la experiencia, ya casi antigua, de tener un libro en las manos con todo lo que implica. El caso es que lea.