2.12.16

Una impactante campaña para denunciar lo poco que ganan los escritores

¿Se puede hacer uno rico con la literatura? Posiblemente no. O casi seguro no
7 libros para hacerse con un paquete de café.

Dos libros para comprar una baguette.

Cuatro libros para una caja de paracetamol.

¡¡530 libros!! para unas gafas nuevas.

2646 libros para hacerse con un portátil.

13 libros para poder comprar un libro de bolsillo.


 Aunque las historias de escritores que ganan millones de euros con sus libros suelen llegar a los grandes titulares y a todos los medios, lo habitual no es que eso sea lo que ocurra. Según apuntaba un estudio británico no hace mucho, solo 1 de cada 10 escritores vive de lo que escribe. En realidad, según concluía el mismo estudio, son solo unos pocos autores los que se reparten la mayor parte de las ganancias: el 5% de los escritores gana el 42,3% de todos los ingresos que generan los libros.
Otro estudio, este estadounidense, señalaba que un tercio de los autores no gana más de 500 dólares al año con sus obras y que la mitad de los escritores no pasa de la franja de los 1.000 y 2.999 dólares (lo que hace que no puedas vivir ni de lejos con lo que ganas escribiendo). Las cosas son, posiblemente, mucho más complicadas cuando se analiza lo que ocurre en ciertos nichos concretos y en ciertos géneros concretos (no es lo mismo escribir novelas que escribir poesía…).
Esta realidad es, además, bastante ignorada por los propios lectores, que no suelen/solemos pararse a pensar en lo que ganan (o no) los autores detrás de los libros que leemos. La Charte des auteurs et des illustrateurs pour la jeunesse, una asociación francesa que representa a los escritores e ilustradores de literatura infantil y juvenil, ha lanzado una gráfica campaña para dejar claro que esta realidad existe e invitarnos a pensar sobre ello. Los autores franceses de este género reciben un poco menos de la media que los escritores de literatura general en derechos de autor, aunque en general esas cifras no son muy elevadas. Del precio del libro, los escritores franceses se llevan un 10/12% en derechos de autor, 7% en este caso, como recordaban al hilo de esta campaña los medios galos.
La campaña nos muestra de forma muy gráfica la situación económica en la que tienen que moverse los autores, dándonos cifras de los libros necesarios para conseguir comprar cualquier cosa. Los protagonistas de la campaña son escritores e ilustradores.