8.7.16

Una pausa muy larga...

A manera de explicación no pedida...

Escribir sin inspiración y sólo bajo la imaginación.

La pausa se dio porque hubo una serie de factores negativos que involucraron desde el daño de mi herramienta de trabajo: el portátil, como la ausencia de un trabajo estable, que derivó en sanción de la conectividad por no pagar el servicio. Otro factor fue buscar un verdadero descanso, una especie de año sabático que nadie me pagó.
Hoy, días más, días menos continúo con el blog para alegría de muchísimos seguidores.
A ellos y por ellos sigo adelante con toda la información literaria, espaciada a actualizarse los viernes, por ahora...
Gracias por saber esperarme.
Marcelo Del Castillo