21.10.16

Las bibliotecas más bellas de Alemania

Parafraseando a Einstein: lo único que realmente hay que saber es dónde están las bibliotecas; no sólo por la sabiduría que contienen, sino también por su belleza. Estas son las bibliotecas más impactantes de Alemania



 Biblioteca Municipal de Stuttgart. Diseñada para ser un centro cultural multifuncional, la nueva biblioteca municipal de Stuttgart, una torre cuadrada de cinco pisos, fue construida en 2011. Su pálida fachada gris es de concreto y su interior, completamente blanco, es iluminado por ventanales de cristal. Acomodados contra las paredes, los libros son los únicos colores fuertes en este templo opalino.

 Museo Kolumba. La sala de lectura de paredes oscuras en el Museo Kolumba es una joya única; es un espacio creado para contemplar el centro de Colonia desde ventanales altos. ¿Y los libros? Catálogos de exhibición, publicaciones individuales, una colección de novelas que va cambiando y libros para niños que son elegidos por el personal del museo. Autora: Dagmar Breitenbach.

Biblioteca de la duquesa Ana Amalia. Esta pequeña reliquia de la ciudad de Weimar lleva el nombre de la duquesa Ana Amalia porque fue por iniciativa suya que esa biblioteca se trasladó a una sala rococó en 1766. Allí se archivan libros, mapas, partituras musicales y registros ancestrales. En 2004 se produjo un incendio que destruyó parte de su colección; hoy se sigue trabajando en la restauración de las obras dañadas.

 Biblioteca Herzog August. Aunque la biblioteca ubicada en Wolfenbüttel es una de las más antiguas del mundo, los famosos documentos que alberga se han mantenido casi intactos. El ávido coleccionista de libros Duke August (1579-1666) hizo de ella una de las bibliotecas más grandes de Europa. Estudiantes continúan acudiendo a sus salas atraídos por su abundante literatura medieval.

 Biblioteca Foster. Esta biblioteca berlinesa le debe su apodo –“el Cerebro”– a la forma craneal del edificio que la acoge. Diseñada por el arquitecto Norman Foster e inagurada en 2005, ella se convirtió rápidamente en un punto de referencia arquitectónico. Esta biblioteca es el núcleo de la Filosofía y las Humanidades en la Universidad Libre de Berlín.
 Biblioteca Oberlausitz de Ciencia. La Biblioteca Oberlausitz de Ciencia en Görlitz, ubicada en las cercanías de la frontera germano-polaca, es de una sencillez fascinante. Su aire clásico es al mismo tiempo sobrio e impactante. Ella contiene más de 140.000 libros que documentan la historia, la cultura, la naturaleza y la sociedad de las regiones entre Dresden, al oeste, y Wriclaw, al este.

 Centro Jacob y Wilhelm Grimm. Construido en 2009, el Centro Grimm forma parte de la Universidad Humboldt de Berlín y cuenta con una biblioteca y un servicio de computación y medios impresionante. La sala de lectura (foto) está en el corazón del edificio. Éste genera la sensación de estar al aire libre debido a la monumentalidad de su interior y al sistema de gradas concebido por el arquitecto Max Dudler.

 Biblioteca Estatal de Baviera. Su colección de libros se remonta a mediados del siglo XVI y ha crecido hasta acoger a más de diez millones de libros. Esta biblioteca de Múnich fue conocida durante mucho tiempo como la Biblioteca Regina Monacensis. Su edificio fue completamente destruido durante la Segunda Guerra Mundial. 
 fuente:http://www.dw.com/es